Saltar al contenido

Mascarillas

enero 31, 2021
mascarillas

En los últimos tiempos, las mascarillas se han esparcido por todo el mundo como un elemento de vital importancia en el afán de preservar la vida y la salud de los seres humanos.

Su uso, era conocido como medida de protección de virus como la influenza, sin embargo, luego de la aparición del nuevo coronavirus y la Covid- 19, son cada vez más los espacios que recomiendan su uso y las personas que acuden a ellas como una vía de protección y resguardo.

Para conocer más sobre las mascarillas y algunos consejos prácticos sobre su uso y formas de empleo, continúa con nosotros en este artículo.

¿Qué son las mascarillas?

que son las mascarillas

Las mascarillas son muy conocidas y en los últimos tiempos se identifican como una de las acciones fundamentales a implementar para evitar la transmisión de virus y enfermedades.

Sin embargo, se pueden definir de forma general como todo mecanismo que persigue proteger las vías respiratorias de inhalar sustancias atmosféricas perjudiciales a la salud humana, ya sea humo, vapor, gas, microorganismos, bacterias, virus, etc.

Por lo general, cubren una parte del rostro que incluye fundamentalmente la nariz y la boca, aunque hay mascarillas que pueden llegar a cubrir hasta la frente y desde la parte inferior del labio.

Tipos de mascarillas

Entre los tipos de mascarilla que puedes encontrar se destacan:

Ventajas de las mascarillas

ventajas de las mascarillas

Son muchos los autores y los estudios científicos que avalan los pros y los contras del empleo de las mascarillas como medio de protección de enfermedades.

Sin embargo, algunas de las ventajas y desventajas que se describen se relacionan de forma directa con los tipos de mascarillas y sus características particulares.

No obstante, entre las ventajas que se describen de modo general, podemos decir que las mascarillas han sido vinculadas a una ligera disminución del riesgo de contagio, ya que disminuyen la exposición al virus al contacto con personas que aún no desarrollan síntomas de la enfermedad.

Además, se trata de un recurso fácilmente producido en grandes cantidades y que, en la mayoría de los casos, puede ser reutilizable.

Desventajas de las mascarillas

Entre las desventajas que pueden ser descritas se establece la insuficiencia de estudios que avalen su eficacia frente al contagio de diferentes enfermedades.

Su uso puede disminuir la percepción de riesgo entre las personas bajo el supuesto de que están más protegidos, y, por consiguiente, se presta menor atención a otras medidas como el distanciamiento físico y la adecuada higienización de las manos.

Las mascarillas deben ser empleadas de forma adecuada y rigurosa, de lo contrario, pueden constituir una forma de autocontaminación.

Su uso prolongado ocasiona molestias y desagrado, especialmente en la población infantil, discapacitados, pacientes con trastornos mentales, etc.

Pueden incluso generar lesiones cutáneas en el rostro si se emplean de forma prolongada como dermatitis irritativa u otras.

¿Cómo poner y quitar la mascarilla?

La Organización Mundial de la Salud ofrece algunas instrucciones para el correcto uso de la mascarilla. En función de esto destaca:

  1. En primer lugar debe saber que la mascarilla es un objeto de uso exclusivamente personal y que no debe ser compartido ni siquiera con otros miembros de la familia.
  2. Lávese las manos adecuadamente cuando vaya a colocar la mascarilla.
  3. Colóquela con cuidado asegurándose que cubre de forma adecuada la nariz y la boca y que no quedan aberturas entre la mascarilla y el rostro.
  4. Si la mascarilla está sucia o húmeda, sede ser cambiada por otra y retirada para su correcta desinfección. De lo contrario, cambie la mascarilla pasadas unas horas.
  5. Para retirarla, tómela por ambos lados sin tocarla por el frente. Si se desamarra en la parte trasera, haga esta operación desde atrás sin tocar el frente.
  6. Guárdela en un lugar hermético hasta que pueda lavarla o en una bolsa con cierre si decide desecharla.
  7. Al retirar la mascarilla lávese adecuadamente las manos y no toque ni sus ojos ni la boca.
  8. Si usa una mascarilla y nota el desgaste de las capas que la integran, deséchela y emplee una nueva.

Como lavar y desinfectar mascarillas

como lavar y desinfectar mascarillas

El proceso de lavado y desinfección de las mascarillas es uno de los elementos más importantes para evitar que ellas mismas constituyan un medio de contagio.

Por lo general, las instrucciones de lavado vienen descritas en las etiquetas de la tela, por eso se recomienda elegir siempre aquellas mascarillas que permiten soportar las altas temperaturas.

En este caso, puedes hervir o insertar al vapor caliente la mascarilla como medio de desinfección de la misma.

Si por el contrario, la tela de la mascarilla no admite demasiado calor, lávala con agua a temperatura ambiente y emplee abundante jabón y/o detergente.

Luego introdúcela en alguna solución hidroalcohólica por unos minutos y enjuaga con abundante agua.

Si es posible tiéndala al sol y/o use una plancha cuando esté completamente seca.

¡Te Recomendamos!