Saltar al contenido

Mascarillas Quirúrgicas

marzo 23, 2021
mascarilla quirurgica

Las mascarillas quirúrgicas constituyen uno de los modelos de mascarillas más populares y recomendados para evitar la propagación y el contagio de la Covid-19 y otros virus.

Incluso en los últimos tiempos son consideradas la mejor opción para hacer frente a la actual pandemia que azota a la humanidad.

Sin embargo, la mayoría de las veces las personas eligen una mascarilla basándose solo en cómo luce su apariencia física o por ser la que tienen al alcance de las manos.

Por eso hemos elaborado este artículo para que conozcas todo con relación a las mascarillas quirúrgicas, en qué consisten, cuáles son sus ventajas y desventajas y qué tan efectivas pueden llegar a ser para cuidar nuestra salud y proteger nuestra vida.

¿Qué son las mascarillas quirúrgicas?

que son las mascarillas quirurgicas

Las mascarillas quirúrgicas son identificadas como “mascarillas medicas”. Son aquellas que a simple vista parecen haber sido confeccionadas para usarse en contextos hospitalarios.

Son creadas precisamente para evitar que el personal de salud y pacientes ya contagiados transmitan o se contagien con algún tipo de infección.

De este modo las mascarillas quirúrgicas impiden que se propaguen microrganismos que se pueden desprender de la nariz o la boca de un paciente en forma de gotas líquidas y aerosoles.

Su modelo se destaca por no quedar ajustadas y se caracterizan por ser descartables, es decir, una vez usadas deben ser desechadas.

Este tipo de mascarillas debe poseer un sello CE en la etiqueta, lo que certifica que la misma cumple con la norma UNE EN 14683 para garantizar el estándar de calidad.

Tipos de mascarillas quirúrgicas

Las mascarillas quirúrgicas se clasifican en dos grupos:

Tipo I: son aquellas cuya EFB (Eficacia de Filtración Bacteriana) es mayor al 95%.

Tipo II: son aquellas cuya EFB es superior al 98 % y además protegen contra las salpicaduras.

¿Por qué se recomiendan las mascarillas quirúrgicas?

De manera general, el uso de las mascarillas constituye uno de los elementos como parte de una estrategia integral de medidas para evitar la propagación de enfermedades, en especial de la Covid-19.

Las mascarillas quirúrgicas han sido en los últimos tiempos el modelo más recomendado debido a la inseguridad que genera la efectividad no demostrada de las mascarillas caseras frente al nuevo coronavirus.

Además, frente a otros tipos de mascarillas, estas brindan una mayor posibilidad de comodidad y posibilitan más facilidad en la respiración y por consiguiente menor sensación de ahogo.

Esto hace que sea más fácil usarlas por el personal que debe llevarla durante largos periodos, logrando su adaptación a la misma con mayor facilidad.

Efectividad de las mascarillas quirúrgicas

Las mascarillas quirúrgicas constituyen un medio de protección y evitan que los portadores de algunas enfermedades como la Covid-19 puedan contagiarla con mayor rapidez.

Sin embargo, su efectividad no es cien por ciento confiable si no se acompaña su uso del resto de las medidas de seguridad, aislamiento físico y desinfección constante.

De igual forma se resalta que no son lo suficientemente efectivas para emplear en espacios cerrados, ya que como bien explicábamos previamente, no impiden la transpiración de aerosoles.

Ventajas de las mascarillas quirúrgicas

ventajas de las mascarillas quirurgicas

Entre las ventajas de las mascarillas quirúrgicas podemos decir que permiten al individuo que la usa de forma adecuada mantenerse protegido de salpicaduras en la boca.

De igual modo constituyen una vía eficaz para evitar que las personas hagan contacto con la boca y la nariz, acciones que podrían constituir causas directas de contagio.

Se trata de un material resistente a salpicaduras de fluidos corporales.

Desventajas de las mascarillas quirúrgicas

desventajas de las mascarillas quirurgicas

Una de las desventajas de las mascarillas quirúrgicas y que la mayoría desconoce es que las mismas no impiden que las personas que la llevan puedan inhalar las partículas que puedan estar extendidas en el aire.

Otra de las desventajas que se les señala es que no pueden ser reutilizables, por tanto, cada vez que la mascarilla se ensucie o se humedezca, debe ser sustituida por una nueva y desechar la anterior.

¡Te Recomendamos!