Saltar al contenido

Mascarillas FFP1

marzo 21, 2021
mascarillas FFP1

Las mascarillas FFP1 constituyen uno de los modelos actuales que más controversias y dudas genera en el enfrentamiento al contagio del Coronavirus.

Esto sucede precisamente porque aún son muchas las dudas que persisten en la población general en torno a ellas y sus particularidades de uso.

Es precisamente por esto que hemos pensado este artículo, con la intensión de hacerte llegar toda la información posible sobre sus características, modos de empleo, ventajas y desventajas.

¿Qué son las mascarillas FFP1?

que son las mascarillas FFP1

Las mascarillas FFP1 forman parte de un grupo llamado Equipos de Protección Individual (EPI). Todas las mascarillas que integran este grupo se consideran mascarillas filtrantes y se diferencian entre sí según de acuerdo al filtro de partículas que emplean para purificar el aire (P1, P2, P3).

Es por ello que sus funciones varían según la eficacia de filtración.

Las mascarillas FFP1 o como también se les conoce “máscara antipolvo” tienen una eficacia de filtración relativamente baja.

La misma se ubica en un 78 % y la permeabilidad hacia el exterior se dispone en un 22%, lo que las convierte en una opción poco segura para evitar la propagación y el contagio de determinadas partículas y aerosoles según su tamaño.

Por esta razón, no constituyen una barrera eficaz para evitar la transmisión del coronavirus.

Sus funciones se encaminan más bien a prevenir enfermedades que se producen por el polvo y determinados olores de productos.

Es asimismo una medida eficaz para las personas con alergias específicas como por ejemplo al polen, o al estar expuestas a otros alérgenos.

También es muy común que se empleen en trabajos de lijado y corte de cristal, acero, madera, hierro y otros polvos no tóxicos.

Las mascarillas FFP1 al igual que el resto que integra las mascarillas filtrantes, presentan una gran cantidad de información en el etiquetado.

Es así que puedes encontrar la eficacia de filtración y el tipo de filtro para partículas que ha sido empleado (FFP1, FFP2 o FFP3), las indicaciones para su uso, el nombre del fabricante y la marca, así como el número de identificación del producto.

Tipos de mascarillas FFP1

tipos de mascarillas FFP1

Existen varios modelos o tipos que integran el grupo de mascarillas FFP1. Los más conocidos son:

  • Mascarillas FFP1 sin filtro: están confeccionadas de un material flexible y poseen dos o cuatro ligas para ajustarlas por detrás de la cabeza. El frente de las mismas es completamente liso y sin aditamentos.
  • Mascarillas FFP2 con filtro: este modelo posee una válvula que tiene como objetivo reducir la humedad y el calor en la parte interna de la mascarilla, lo que las hace más cómodas para el usuario.
  • Mascarillas FFP1 reutilizables: están marcadas en la etiqueta con la letra R y quiere decir que pueden empleadas nuevamente. En este caso, la etiqueta debe contener las horas o periodo de tiempo recomendado.
  • Mascarillas FFP1 no reutilizables: se identifican con las letras NR, lo cual significa que una vez empleadas deben desecharse. No admiten someterse a condiciones de higienización ni lavado pues pierden su eficacia, ni pueden ser empleadas una vez culminado el tiempo establecido para su uso.

Ventajas y desventajas de las mascarillas FFP1

ventajas y desventajas de las mascarillas FFP1

Entre las ventajas que les son atribuidas a las mascarillas FFP1 se puede mencionar su comodidad y la facilidad con que se pueden ser llevadas por todo tipo de usuarios.

Sin embargo, son muchas las desventajas que se le atribuyen sobre todo en los tiempos actuales y el interés constante de hacer frente al contagio del coronavirus.

En este sentido se consideran un equipo de escasa protección que no garantiza la defensa y el resguardo necesario frente a los organismos infecciosos.

¡Te Recomendamos!