Saltar al contenido

Liderazgo Autocrático

febrero 4, 2021
liderazgo autocratico

El liderazgo autocrático resulta ser un tema de sumo interés desde tiempos pasados hasta la actualidad.

Son diversos los estilos asumidos en este ejercicio de autoridad, precisamente porque se le imprime siempre un sello personal de cada persona que dirige.

Por eso, te invitamos a que conozcas más acerca del estilo autocrático, no solo para que seas capaz de identificarlo en tu vida cotidiana, sino también de ejercerlo si fuera necesario.

Te ofrecemos en este articulo las características, ventajas y desventajas del liderazgo autocrático y te invitamos a que evalúes su utilidad para las relaciones humanas y las diferentes formas de ejercer autoridad.

¿Qué es el liderazgo autocrático?

que es el liderazgo autocratico

El liderazgo autocrático es el ejercicio de autoridad unilateral realizado por una persona a la cual se le ha conferido determinado poder.

Este estilo de liderazgo se manifiesta cuando el líder decreta o impone las formas de proceder y las políticas a seguir por el grupo.

O sea, sin ninguna participación importante de los subordinados, el líder decide los objetivos a lograr y rige e inspecciona el cumplimiento de todas las acciones orientadas. 

En este tipo de liderazgo, el líder ejerce un absoluto control total en las decisiones y las formas de llevarlas a vía de hecho por sus subordinados.

Esto abarca, desde el modo de tratar los disímiles procesos en el interior de la organización, hasta las alternativas empleadas para dar cumplimiento a los objetivos del grupo, entidad o sociedad.

El autocrático, es un estilo de liderazgo que se asocia generalmente a los regímenes dictatoriales. Por esta causa, se conoce como el estilo menos recomendado para liderar grupos humanos.  Sin embargo, no deja de ser efectivo en determinados casos o circunstancias.

Características del liderazgo autocrático

El liderazgo autocrático posee diversas características que lo distinguen de otros tipos de liderazgo. Estas son:

El poder y la autoridad están centralizados en la figura del líder. Este es quien fomenta, dirige y controla las actividades que deben ejecutar los demás integrantes del grupo.

El líder es quien único tiene derecho a manejar la información que se posee en el grupo y la puede compartir con quienes desee y cuando estime conveniente.

Los miembros del grupo deben acatar las orientaciones del líder, sin emitir juicios valorativos al respecto y no tienen participación en la toma de decisiones.

Se caracteriza por una comunicación unidireccional, donde el líder autocrático es el emisor y los otros integrantes del grupo son meramente receptores.

La información se queda retenida en los niveles de autoridad donde opera el líder y no fluye a otros niveles intermedios.

Las opiniones o aportes que pueden ofrecer los miembros del grupo, son desestimadas por el líder.

En caso que los integrantes del grupo decidan presionar, reclamar por ello o si las ideas del líder son cuestionadas puede ser considerado un acto de indisciplina. Esto significa que la obediencia es su herramienta primordial. 

Las reglas que se implantan son de estricto cumplimiento y al pie de letra conforme oriente el líder, el cual para ello se apoya en el mando y el control esencialmente.

Los miembros del grupo no dan opiniones acerca de otros integrantes en materia de estimulación o sanciones.

Estas decisiones son solamente tomadas por el líder y el sistema de evaluación de competencias y rendimiento de las personas del grupo solo son de conocimiento para el líder.

Incrementa la posibilidad de un modo de trabajo altamente estructurado y rígido.

El líder sobre todo potencia su poder sobre el grupo y procura ser el de mayor atención dentro de este. 

Ventajas del liderazgo autocrático

ventajas del liderazgo autocratico

Existen algunas ventajas en el ejercicio del liderazgo autocrático siendo de utilidad en las situaciones siguientes:

– Se emplea notablemente en el mundo empresarial, en muchas circunstancias de crisis en fase aguda, proyectos de alta peligrosidad, que entrañen una gran responsabilidad.

Inclusive, resulta apropiado su empleo en equipos con baja motivación o de integrantes con poca experiencia de trabajo.

– Resulta aplicable satisfactoriamente en pequeños grupos donde existe falta de organización y liderazgo.

De esta forma se pueden asignar tareas estableciendo un plazo para cumplirlas y poder materializar las metas que se trazaron como grupo.

– Al estar centralizado el poder en el líder esto, en gran medida, libera de la responsabilidad a los demás integrantes del grupo, eximiéndolos de sanciones en caso de obtenerse bajos resultados o no cumplirse el objetivo del grupo.

– Facilita la toma de decisiones rápida y efectiva cuando se presentan situaciones críticas.

– Favorece el logro de elevados resultados en el desempeño en corto tiempo. Al existir un constante control en la realización de las actividades orientadas, las personas no se distraen de su objetivo por lo que cumplen en breve tiempo con las tareas encomendadas.

– El líder vela celosamente por el funcionamiento total de los procesos del grupo, de ahí que no existe dispersión de control.

– Es recomendable para empresas cuando están lanzando campañas de sus productos y existe un alto índice de rotación de la fuerza laboral. 

– Puede ser apropiado en tareas o circunstancias en donde sea de mayor prioridad los resultados antes que las personas.

– Es recomendable su uso cuando hay trabajadores de poca experiencia o irresponsabilidad individual, ya sea por ser noveles en la vida laboral o por ser nuevos en dicho puesto, cuando provienen de otras compañías y han sido reasignados a otra, dadas situaciones en el mercado o en la empresa anterior.

En este tipo de casos, el trabajador requiere una guía constante para realizar sus labores y una mantenida atención sobre sus resultados.

– Es apropiado para ambientes laborales donde se realizan actividades repetitivas y monótonas permitiendo que los participantes se encaucen en las faenas a realizar y adquieran las habilidades con mayor rapidez, sin tener que preocuparse por la toma de decisiones.

– También es conveniente cuando los miembros del grupo o de la empresa tiene poco compromiso por las tareas a realizar.

– Es un estilo muy adecuado para profesiones destinados a atender emergencias tales como: militares, medicas, policiales, desastres naturales, incendios.

– Cuando el líder está siempre presente en las actividades del grupo el rendimiento del grupo en su totalidad incrementa y los tiempos de entrega se optimizan.

Desventajas del liderazgo autocrático

De igual forma, este estilo de liderazgo puede tener sus desventajas, que a continuación enunciaremos:

– Se produce un sesgo o corte en la realidad percibida por el líder y los demás integrantes del grupo porque solo se tiene en cuenta el criterio de líder en la toma de decisiones y se ignoran totalmente las opiniones de los integrantes del grupo.

– Cuando el líder se enfoca mayormente en los resultados, obvia la importancia de despertar la motivación de las personas del grupo.

Esto puede generar desmotivación en los demás miembros del grupo y perder paulatinamente su interés por cumplir con las tareas pues estos desconocen el efecto de sus resultados en el desarrollo de la empresa.

– Se genera en el grupo un pobre sentido de pertenencia con sus metas y razón de ser pues no se representan ni se defienden los intereses del grupo.

Los miembros del grupo no se sienten parte del proceso de toma de decisiones ni de la misión o visión de la empresa.

– Se produce pobre autoestima en los miembros del grupo al sentirse relegados y subutilizados por su líder al no tomar en consideración sus criterios e iniciativas.

– Se merman y silencian las vías de innovación y creatividad de los integrantes del grupo, pues solo se aplican las ideas e iniciativas según la capacidad creativa del líder. 

– Bajo clima laboral provocado por todas las acciones antes mencionadas.

– Altos niveles de estrés que puede provocar a largo plazo una baja productividad.

– Se relega la participación y opinión de los empleados, consecuentemente produce un sentido de no pertenencia.

– Cuando los miembros del grupo no se sienten adecuadamente valorados por su líder pueden bajar su rendimiento.

– Incide negativamente en el bienestar emocional y el nivel de estrés de los integrantes del grupo.

– Se genera un clima laboral desfavorable por el abuso de autoridad del líder y su carácter impositivo. 

– Se corre el riesgo de que aumente la rotación laboral a causa del abandono de la empresa por las personas que no admiten este estilo de liderazgo.

Ejemplos de liderazgo autocrático

ejemplos de liderazgo autocratico

Existen algunos ejemplos que ilustran el uso del estilo de liderazgo autocrático a lo largo de la historia como son los siguientes: 

  • El gobierno o régimen zarista.
  •  Las dictaduras,  por ejemplo: la de Adolf Hitler, Mugabe, Margaret Thatcher, Francisco Franco, Tao Tse Tung, Anastasio Somoza Debayle,  Martha Stewart, etcétera.
  • Empresas del sector farmacéutico y químico. 
¡Te Recomendamos!