Saltar al contenido

Derecho Familiar

octubre 28, 2019
derecho familiar

El derecho familiar, considerado una de las ramas del derecho tiene especial significación para el desarrollo de las sociedades y los pueblos en general.

Siendo la familia la célula fundamental de la sociedad, resulta imprescindible la existencia de una disciplina regule y organice su funcionamiento, donde precisamente, el derecho familiar cobra importancia.

Por ello, si eres de los que se interesan por las cuestiones legales en materia de familia, te invitamos a que continúes con este artículo, el mismo se propone realizar un recorrido por algunos elementos de interés sobre el derecho familiar.

Si te interesa conocer más sobre esta rama jurídica, te invitamos a comenzar por una cuestión elemental:

¿Qué es el derecho familiar?

El derecho familiar, o de familia como también se le conoce, es una parte importante del derecho civil.

Puede ser definido como el conjunto de leyes, reglas y disposiciones legales que reglamentan y velan por las relaciones que se establecen al interno de las familias.

No obstante, esta rama jurídica también se encarga de velar y controlar  las relaciones que se establecen entre uno y/o varios miembros de una familia y terceras personas.

Esta rama del derecho tiene en cuenta no solo los elementos de índole personal sino también patrimonial.

Sujetos del derecho familiar

Se denomina sujeto de derecho a la unidad sobre la cual se harán cumplir las leyes establecidas por el derecho.

Para esta disciplina, el sujeto de derechos es la propia persona sobre la cual descansan un conjunto de deberes y derechos como ciudadanos.

Los sujetos del derecho también se denominan comúnmente “personas” o “titulares del derecho”.

En el derecho familiar los sujetos del derecho serían los siguientes:

Los cónyuges, que son aquellos que integran un matrimonio.

Los parientes, que no son más que aquellas personas que comparten algún grado de consanguinidad. Son, en definitiva, todos los que forman parte de nuestra familia.

El tutor, que no es más que aquella persona que se hace responsable legalmente de otra que no puede cuidarse a sí misma, ya sea por la edad o el padecimiento de una enfermedad.

Los Adoptados y adoptantes, en este caso es válido aclarar que el proceso de adopción es aquel mediante el cual  un menor (o varios) se convierte legalmente en hijo de personas que no son sus padres naturales.

En este caso tanto los adoptados como los que adoptan son considerados sujetos de derecho familiar.

Instituciones del derecho familiar

que es derecho familiar

Las instituciones fundamentales del derecho familiar son: el matrimonio, el divorcio, la adopción y el concubinato.

El matrimonio es la unión mediante la cual se establece un vínculo conyugal entre sus miembros. Desde esta institución se establecen derechos y obligaciones a cumplir que  se contextualizan según la cultura y la sociedad en que se desarrolle.

El divorcio es la institución en la que el matrimonio se disuelve llegando a su fin completamente.

La adopción es la institución en la cual se establece un vínculo de parentesco entre dos personas  que no comparten grado de consanguinidad.

El concubinato es una institución que adquiere particularidades distintas según la cultura y la sociedad en la cual se establece.

No es más que la unión de un hombre con una (o varias) mujeres con las cuales no establece un matrimonio oficializado legalmente.

En esta institución es habitual que se establezca una posición de superioridad de la figura masculina con respecto a la figura femenina.

Fuentes del derecho familiar

Se denominan fuentes del derecho familiar a toda institución que contribuye a la formación de una familia.

De ahí que se afirme que todas las fuentes tienen como objetivo común establecer entre las personas que la integran  la condición de miembro de la familia.

Por ello se declaran como fuentes del derecho familiar: el matrimonio, la adopción y la filiación. A continuación se ofrecen algunas especificaciones sobre cada una de ellas:

El matrimonio, que adquiere particularidades distintas según las sociedades, la cultura, la influencia religiosa, etc. En que se realice.

En algunos países el matrimonio se puede definir como la unción entre dos personas con independencia del sexo, es decir, puede ser la unión entre un hombre y una mujer, o entre dos hombres, o entre dos mujeres.

Para otras culturas mayoritarias, se define únicamente como la unión entre un hombre y una mujer.

Lo cierto es que el matrimonio se sustenta en intereses personales de los cónyuges que pueden darse en el aspecto económico, sentimental, de protección, etc.

El matrimonio, como fuente del derecho familiar, implica una visión mucho más amplia que su entendimiento como una unión entre personas, ya que éste involucra la asunción de deberes y obligaciones  tanto para los cónyuges como para su descendencia.

Otra de las fuentes del derecho de familia es la adopción o filiación. Como bien fue explicado previamente, la adopción es el proceso a través del cual se establece un vínculo de familiaridad y parentesco entre personas que no comparten ningún grado de consanguinidad.

No obstante, resulta válido aclarar que, al igual que el matrimonio, en esta fuente los adoptantes también asumen obligaciones legales por las cuales pueden ser enjuiciados.

A pesar de que este proceso también adquiere particularidades distintas según las culturas y la sociedad en la que se realice, es muy común que se le exija al adoptante ser mayor de edad y poseer la capacidad de asumir las responsabilidades y obligaciones para con el adoptado.

La tercera fuente de esta rama del derecho es la filiación, que desde el punto de vista jurídico se puede definir como la relación que se establece entre personas que asumen roles de padres y otros que asumen el rol de hijos.

En este sentido se considera válido aclarar que la filiación puede ser resultante de un proceso natural y biológico (ej. La reproducción) o por el contrario, ser resultante de un proceso judicial (ej. La adopción).

Características del derecho familiar

caracteristicas derecho familiar

Esta rama del derecho posee características muy específicas que la distinguen de otras con las que comparte objetivos y propósitos.

Entre las características más importantes se pueden mencionar las siguientes:

El derecho familiar se sustenta sobre todo en la ética y la moral, ya que, en la mayoría de los casos, las obligaciones y exigencias a cumplir por su institución fundamental: la familia, no se hacen practicar mediante sanciones establecidas sino que descansan sobre la ética, la exigencia social, las creencias, religión y el sentido común de sus miembros.

Otra de sus características es que las disposiciones o determinaciones que establece tienen carácter reversible, es decir, pueden ser modificadas en el tiempo.

Ejemplo de esto puede ser el matrimonio, que se hace valer por un representante del derecho familiar, y puede ser disuelto tiempo después si una o ambas partes lo solicita.

A diferencia de otras ramas del derecho, en la del familiar prevalece como su prioridad fundamental el beneficio de los intereses sociales.

Es por ello que las disposiciones y prácticas que se realizan desde esta rama van a hacer prevalecer el interés familiar por encima de un interés personal.

Posee normas y leyes jurídicas que imperan en el orden público, ya que las partes no pueden decidir todos los aspectos y procesos familiares, siendo algunos de obligatorio cumplimiento por un legislador.

Otra de sus características es que unifica la obligación con el deber, en tanto regula y defiende los derechos de una (o varias) partes, pero al mismo tiempo exige que cumpla sus funciones u obligaciones.

Los procesos que se llevan a cabo mediante esta rama jurídica, se visualizan como actos solemnes y protocolares. Ej. El matrimonio.

Derecho familiar ejemplos

ejemplos derecho familiar

Muchos pueden ser los ejemplos a citar sobre esta rama jurídica. Está presente en cada acción y omisión siempre que de familia se trate.

Entre los ejemplos más comunes en los que podemos ver ejercido el derecho de familia se encuentran:

En casos de divorcio.

Para determinar cuál de los cónyuges obtiene la custodia de un menor y la patria potestad.

En trámite de adopción de un hijo.

Para determinar en caso de ruptura del matrimonio, las especificidades de la manutención de los hijos menores.

Para pedir protección en caso de violencia o abuso intrafamiliar.

Rating: 5.0/5. From 1 vote.
Please wait...