Saltar al contenido

Psicología Familiar

mayo 31, 2020
Psicologia Familiar

La familia, es uno de los grupos sociales más estudiados y que mayor importancia reviste en el desarrollo de cualquier sociedad.

La unión de sus miembros, el desarrollo saludable y armónico de la misma, así como la formación de los más jóvenes, constituyen elementos que pueden incidir de forma directa en el comportamiento social y colectivo, determinando e influenciando la función socializadora que la misma ejerce como grupo social.

De ahí, que numerosas Ciencias y disciplinas independientes hayan dedicado gran parte de sus esfuerzos al estudio de la familia, y la hayan considerado un elemento de vital importancia para el desarrollo social y personal.

Tal es el caso de la Psicología Familiar, una rama psicológica sobre la cual estaremos abordando en el presente artículo.

¿Qué es la Psicología Familiar?

que es Psicologia Familiar

La Psicología Familiar es la rama de la psicología que estudia e interviene en los problemas y conflictos que se presentan en el ámbito familiar.

Desde esta mirada se estudian variables que influyen en el funcionamiento y dinámica de la familia como son: la comunicación, las funciones, métodos y modelos educativos empleados por los padres, características y tratamientos a las crisis en las diferentes etapas del desarrollo, etc.

En los últimos años ha resultado ser una de las ramas más demandadas por la población ante situaciones como divorcios, duelo, dificultades de convivencia, etc.

Esto sin lugar a dudas demuestra su importancia como una de las ciencias que influyen positivamente en el funcionamiento de la célula fundamental de una sociedad, y por ende, de la adecuada formación y desarrollo de sus miembros.

Esta modalidad psicológica y terapéutica puede ser empleada para cualquier miembro de la familia que requiera atención u orientación.

Origen de la Psicología Familiar

A pesar de que poco se ha dicho sobre el origen de la Psicología Familiar, un elemento distintivo en este sentido resulta hablar del origen de la terapia familiar, técnica que con el paso de los años, ha conseguido ubicar esta rama del quehacer psicológico en un lugar de incuestionable valor, tanto científico como práctico.

Sus inicios se remontan a la década de los cincuenta, posterior a los avatares psicológicos provocados por la Segunda Guerra Mundial.

En un principio se vio influenciada por la escuela psicoanalítica, pero ésta visión se centraba mayormente en el trabajo individual con el sujeto.

Poco tiempo después, nuevos paradigmas bajo la concepción de un enfoque sistémico dieron lugar a numerosos cambios y transformaciones.

Uno de los autores considerados pioneros en el campo de la Psicología familiar es John Bowlby, quien publicara ya desde 1949 un artículo al que llamó “El estudio y reducción de la tensión grupal en la familia”.

Seguidor de Bowlby y considerado un precursor de la terapia familiar en Estados Unidos se destaca también John Bell.

Funciones de la Psicología Familiar

funciones de la Psicologia Familiar

Entre las funciones más importantes que puede realizar esta rama del quehacer psicológico se pueden destacar las siguientes:

En primer lugar, es capaz de favorecer la comunicación adecuada entre los miembros, generando un clima familiar adecuado y saludable.

También identifica y delimita roles al interno del grupo familiar, lo que permite una mayor colaboración y comprensión entre las partes.

Fomenta el apoyo como recurso indispensable ante situaciones que generan estrés, malestar, tensión y ansiedad, como pueden ser: situaciones de conflictos, enfermedades, duelo, etc.

Contribuye a la orientación de los padres ante posibles alteraciones conductuales en los hijos, favoreciendo estilos educativos adecuados y desarrolladores.

Elabora y propone alternativas de solución de conflictos, que permitan atenuar y/o eliminar posibles manifestaciones de violencia intrafamiliar.

De manera general se puede afirmar que la Psicología Familiar es la que se encarga de la estructura y funcionamiento de la familia como sistema. La misma brinda atención a cada uno de sus miembros y desde cada uno de los roles desempeñados.

Sin embargo, resulta válido resaltar su papel e importancia de su intervención en la pareja. En este sentido se convierte en una poción acertada y recomendable para las parejas que a pesar de las relaciones de efecto que manifiestan, presentan dificultades en la comunicación, comprensión, prejuicios, etc.

Características de la Psicología Familiar

caracteristicas Psicologia Familiar

La Psicología Familiar, a pesar de ser una rama que tiene sus orígenes en su Ciencia Madre la Psicología General, posee algunas características que la distinguen del resto de las prácticas psicológicas.

En primer lugar, se trata de una rama que a diferencia de otras en el ejercicio profesional de la psicología, deja de estudiar y tener en cuenta al individuo como centro, para encargarse del sistema familiar en su conjunto.

Se le reconoce a la misma un carácter flexible, histórico y contextual, en tanto tiene que adecuarse a las necesidades de cada familia según las normas sociales, el contexto histórico y/o el tipo de familia.

Interpreta holística y sistémicamente la relación que se establecen entre sus miembros, asegurando y demostrando su influencia directa en el desarrollo y funcionamiento de la misma como agente socializador por excelencia.

Técnicas de la Psicología Familiar

Psicologia Familiar tecnicas

Al igual que otras disciplinas y ramas psicológicas, la Psicología Familiar emplea diferentes métodos y técnicas que se pueden ubicar en tres etapas o fases.

La primera fase es la del diagnóstico. La misma persigue como objetivo identificar elementos de disfunción familiar que pueden estar dados entre otras cosas por: conflictos, dificultades en la comunicación, inadecuada asunción y distribución de los roles, implementación de estilos educativos inadecuados, etc.

En esta etapa se emplean técnicas como la entrevista, la observación, las técnicas proyectivas como son el dibujo, el Rotter, etc.

También se puede hacer uso de algunos test psicométricos y psicológicos como el APGAR Familiar, el test de funcionamiento familiar, etc.

La segunda etapa y tercera etapas se encargan de diseñar e implementar la intervención familiar.

En este sentido se destacan sobremanera las dinámicas grupales, y la terapia familiar. Esta última se puede definir como el tipo de psicoterapia que se emplea a cualquiera de los miembros de la familia para ayudar y contribuir al mejor funcionamiento de la misma.

¡Te Recomendamos!