Saltar al contenido

Derecho Mercantil

noviembre 30, 2019
derecho mercantil

Cuando hablamos de derecho mercantil podemos hacerlo desde su manifestación en la actualidad, que existe una tendencia cada vez más creciente hacia la internacionalización de los negocios.

De ahí, que cada vez sea más ineludible y patente la necesidad que tienen los Estados de proteger a todas las partes que intervienen en ellos.

Es por ello que dentro de las ramas del derecho se hace necesaria una que se encargue de proteger  la economía, el desarrollo y la estabilidad financiera de cualquier país.

Es así que surge el derecho Mercantil, una rama donde las normas del derecho público y el privado se mezclan para proteger todos los intereses.

Es por esta razón que existen normativas de supervisión y severas sanciones para quienes las incumplan y los estados vigilan fuertemente todas las operaciones que se derivan del derecho mercantil.

Sin embargo, antes de adentrarnos en este maravilloso mundo de las leyes, la economía y el derecho, se hace necesario partir de un elemento primordial:

¿Qué es el Derecho Mercantil?

que es el derecho mercantil

En la doctrina se define al derecho mercantil como el conjunto de normas de Derecho Privado que regulan a la figura del empresario y a las operaciones que realiza a través de la empresa.

También aparecen otros conceptos que plantean que además de regular al empresario, también lo hace con el conjunto de actividades ya sean de bienes o servicios para el mercado y los títulos valores que aparecen dentro de él.

De esta forma podemos decir también que el derecho mercantil, o como también se le conoce: derecho comercial o derecho del comercio, puede ser definido como una clasificación del derecho  que se encarga de normalizar cualquier acto comercial.

De manera que, una relación es considerada comercial cuando es un acto de comercio, incluso si el sujeto que lo realiza no es propiamente comerciante.

Aun en este caso existen ordenamientos jurídicos que regulan a la empresa, la actividad económica y a las relaciones contractuales que mantienen los empresarios, ya sea entre ellos y/o con terceros. 

Origen y evolución del Derecho Mercantil

Amplia es la historia del derecho mercantil, pues tiene sus orígenes en la costumbre y esto lo hace tan antiguo, casi como al propio hombre.

Con la desintegración de la Comunidad Primitiva, se puso fin a las formas nómadas en que vivían los hombres y surgió la agricultura.

Con el avance de la misma apareció en poco tiempo el excedente de los productos, porque comienzan a sobrar los alimentos, ropaje y utensilios.

Razón ésta que dio lugar a la necesidad de intercambiarlos a través del llamado trueque, sin embargo no siempre se podía cuantificar el cambio, porque era muy difícil determinar el valor de los productos, fundamentalmente cuando no eran similares.

Por ejemplo, una vaca debía de ser cambiada por varias gallinas y había que determinar la cantidad.

Por otra parte se corría el riesgo de ser engañado y en la mayoría de los casos, el beneficio no era equitativo para ambas partes.

Ante esta situación era necesario realizar un comercio sencillo y fácil para todos, es por ello que se comienza a utilizar la moneda, y el metal con que se confeccionaba poco a poco fue adquiriendo un gran valor.

Antecedentes del derecho mercantil

De esta manera la moneda se convierte en el antecedente del derecho mercantil de la actualidad y es utilizada hasta nuestros días por todos los países del mundo.

Fueron varios los pueblos que se destacaron por realizar el comercio, entre estos se pueden citar los fenicios,  griegos, chinos, persas, indios, árabes y los romanos, que conquistaban territorios y con una buena posición geográfica pudieron intercambiar entre ellos.

Los persas establecieron varios mercados y con ellos nuevas vías de comunicación. Los fenicios fueron los que iniciaron el comercio portuario y las factorías a través de tratados que constituyen los antecedentes de los que existen en la actualidad.

Posteriormente, luego en la época feudal, hubo una paralización por cinco años de las actividades mercantiles porque no eran seguras debido a la piratería.

Poco tiempo después, se crean los mercados comerciales, donde aparecía la figura de un juez que estaba encargado de supervisar, vigilar y controlar todas las prácticas comerciales que se llevaban a cabo.

Sin embargo, es en la Edad Media que se le otorga al derecho mercantil su verdadero valor, independiente del derecho civil romano que era el que había prevalecido hasta el momento.

Los primeros tratados estuvieron relacionados con leyes comerciales marítimas, como es el caso de las Leyes de Wisby.

No obstante, no es sino hasta el siglo XVII que surge el derecho mercantil tal y como lo conocemos hoy.

Es en esta época que se redactaron varias normas que contenían y manifestaban  la necesidad de regular las actividades comerciales.

Su crecimiento fue tan acelerado, que rápidamente todas las naciones comenzaron a utilizarlo y ponerlo en práctica.

En el siglo XIX, específicamente en el año 1802 se codifica por primera vez el derecho mercantil con el Código de Napoleón y se extendió a los países que éste había conquistado.

Es por ello que España en 1829 divulga su primer Código Mercantil con influencia napoleónica, el que más tarde fue cambiado.

A este suceso se le fueron sumando posteriormente los códigos mercantiles de Italia, Alemania y Suiza.

La evolución del Derecho Mercantil fue constante, tanto que ya en el siglo XX, éste sufrió cambios significativos a raíz de la aparición del comunismo como nuevo sistema económico, creando nuevas normas de protección y tutela tanto a los comerciantes como a los consumidores.

Pero a mediados de éste siglo fue su caída y la tendencia a partir de ahí fue privatizadora, con un crecimiento acelerado de las ciencias y la tecnología y un auge en el comercio, dando lugar a la globalización.

Con el fenómeno de la globalización apareció el flujo de capitales de un país a otro a través de las inversiones extranjeras.

De esta manera el Estado comenzó a participar con otros Estados y ambos se comprometían a través de Tratados Internacionales.

En la actualidad aún permanece la globalización y aún se evidencian deficiencias en las relaciones mercantiles.

 Por lo que es de suponer que el derecho mercantil continuará sufriendo importantes cambios y transformaciones, siempre buscando el beneficio y la protección de las partes implicadas.

Generalidades del Derecho Mercantil

El Derecho Mercantil en su contenido abarca los derechos, deberes, relaciones jurídicas y la conducta de las personas naturales y jurídicas que intervienen en el comercio.

También regula el transporte por tierra y mar, la marina mercante, los diferentes seguros de vida y los títulos de valores como: letras de cambio, cheques, entre otras.

Consiste además en elaborar leyes para regular los contratos entre empresas y todo lo que éste proceso implica, así como la fabricación y venta de bienes de consumo.

En esta actividad mercantil que es muy amplia se establecen ciertas reglas generales que se exponen a continuación:

  • El lucro es considerado honesto cuando no daña a otra persona.
  • El depósito es entendido como algo que se dio a alguno para que lo guardase.
  • La acción de encomendar no es otra cosa que depositar, y lo depositado permanece en la propiedad del depositante.
  • El depósito no transfiere dominio, ni posesión, ni uso, es simple custodia.
  • En el depósito la compensación no tiene lugar.
  • El depositario debe cuidar del depósito como de sus propias cosas.
  • No puede haber préstamo si no interviene dinero.  

Características del Derecho Mercantil

El Derecho Mercantil único y voluble, posee elementos muy singulares que lo caracterizan y distinguen del resto de las normativas, ya que es creado para regular la relación y los posibles litigios que pudieran tener lugar entre las partes.

Pertenece al Derecho privado que establece las relaciones entre particulares, sin que intervenga el poder público.

Tiene su base en la tradición de los comerciantes.

En el supuesto de que no exista una norma que ampare una situación determinada, se debe de utilizar el derecho civil como norma supletoria.

Es un derecho aplicado a los comerciantes en su área laboral y de la misma forma sucede con las empresas comerciales.

Fue creado para la regulación y estudio del comercio y va cambiando  de acuerdo a la realidad y estrategias del comercio.

Esto conlleva a una actualización frecuentemente y a la creación de nuevas normativas.

Por otro lado se plantea que es un derecho internacional, porque permite establecer convenios y tratados con diferentes países que tienen como meta facilitar el comercio internacional.

De manera general podemos afirmar que el derecho mercantil no es estático, pues de acuerdo a los cambios que se suscitan en el mercado, éste puede variar.

Es considerado individualista, ya que regula los vínculos entre particulares y de igual modo se considera profesional porque protege los intereses de los empresarios.

Fuentes del Derecho Mercantil

fuentes del derecho mercantil

La doctrina plantea que en el Derecho Mercantil, existen tres fuentes:

Las fuentes formales: En este caso aparece la Ley que, como en otros derechos es la más importante y, como el derecho mercantil es un derecho positivo, en el supuesto de que exista una laguna jurídica y no se determine que norma aplicar , se utilizan las del derecho civil.

La jurisprudencia, también es considerada fuente formal en el derecho mercantil y es cuando se tienen en cuenta las sentencias que determinan los tribunales.

Por otra parte La Costumbre, considerada también como la fuente más antigua del derecho mercantil, aunque al aplicarla, primeramente va a prevalecer la ley vigente y nunca puede contradecirla.

Estas fuentes solo se aplican de forma sustitutas y la conducta de los comerciantes es obligatoria.

Las fuentes Materiales o Reales del derecho mercantil, son las siguientes:

La doctrina, que incluye las opiniones científicas, documentos o información que existe por los estudiosos del derecho mercantil.

Las leyes extranjeras son fuente y referencia para la aplicación del derecho mercantil en un país.

Por último, al referirse a las fuentes del derecho mercantil aparecen las llamadas Fuentes Históricas, que no son más que las bases históricas de este derecho.

Para poder aplicarlas hay que asegurarse que los datos históricos preceden al derecho mercantil.

Sujetos del Derecho Mercantil

El sujeto de derecho mercantil, es toda persona que realice un acto de comercio, que no necesariamente tiene que tener el carácter de comerciante.

Incluso aunque las partes hagan acto de comercio de forma accidental, son considerados también sujetos de derecho mercantil, ya que aun así quedan sujetos a los posibles litigios que puedan tener lugar y a la aplicación de la legislación comercial vigente.

De esta manera  el ser humano, la persona física, ya sea hombre o mujer es uno de los sujetos del derecho mercantil, también llamado comerciante individual, el cual está sujeto a determinados requisitos para poder actuar como tal.

Entre ellos, tiene singular importancia la capacidad, la que se alcanza por lo general con la mayoría de edad y abarca la aptitud para asumir los derechos y obligaciones.

También es requisito el domicilio legal donde se establezca la empresa o negocio, el patrimonio, nacionalidad, entre otros.  

El otro sujeto que interviene en las relaciones mercantiles son las personas colectivas con carácter mercantil que crean o explotan una empresa de producción o servicios con el fin de obtener un beneficio.

Es de destacar que muchas legislaciones reconocen como sujetos de las operaciones mercantiles a las llamadas personas morales que se organizan dentro de algunos de los tipos de sociedades mercantiles, sin tener en cuenta la actividad que realicen y su nacionalidad.

Otro de los sujetos que pueden intervenir en las relaciones comerciales son las sociedades extranjeras o las agencias y sucursales de éstas. Las que solo podrán ejercer sus derechos luego de su inscripción en el correspondiente registro y que los actos que realicen sean de comercio y dentro del territorio nacional.

Clasificación del derecho mercantil

La clasificación del derecho mercantil, va dirigida a dar claridad de cuando una persona, ejerce este derecho, sus obligaciones y área de capacidad.

De esta manera la primera clasificación que aparece son las sociales, cuando las personas jurídicas pueden adquirir derechos y obligaciones y su interés es monetario.

Otra clasificación es la privada, cuando es realizada por un particular.

Y la pública, cuando el Estado es el propietario.

Las mixtas, son aquellas en las que la empresa es creada por el estado, pero permite la participación de comerciantes individuales.

Otra clasificación tiene en cuenta el tamaño de las empresas, en este sentido se consideran pequeñas aquellas que tienen hasta 50 empleados, medianas hasta 250, y grandes aquellas que tengan más de 250 empleados.

Ramas del Derecho Mercantil

Como en otras materias del derecho, el derecho mercantil tiene sus propias ramas:

Abarca al derecho bancario, al derecho concursal, derecho contractual o de contratos, el derecho de obligaciones, el derecho societario, derecho de propiedad industrial, al derecho cambiario, derecho internacional público y privado y al derecho marítimo.

Por otra parte existen otras ramas que se interrelacionan con el derecho mercantil como es el caso del Derecho Penal, que tipifica los posibles delitos que pudieran tener lugar en el establecimiento del negocio.

También el Derecho Laboral, al establecer las asociaciones de los empresarios y la formación entre éstos,

El Derecho de Propiedad Intelectual, con la protección de las patentes y, el Derecho Financiero dónde entidades de control estatal intervienen para velar y proteger a los consumidores.

Importancia del Derecho Mercantil.

La importancia que se le atribuye al Derecho Mercantil está dada por su rol determinante en la economía de un país.

Tanto es así que comúnmente se plantea que esta rama jurídica es la que garantiza un marco de institucionalidad a esta práctica que hoy es considerada la base de cualquier economía.

De esta manera es garantía de la sociedad, ya que a partir de los servicios de mercado que se llevan a cabo entre las personas, son satisfechas casi todas sus necesidades, ya sean a través de bienes o servicios.

Por esta razón las compraventas, los arrendamientos, las fundaciones y sociedades empresariales; así como todo acuerdo financiero y económico, que implica un intercambio de bienes, es riqueza en cualquier país, aún con la existencia de la globalización y la crisis económica mundial.

Por otra parte el derecho mercantil, brinda un grado de confianza que permite que el sistema funcione, porque da la medida de un conjunto de reglas a las que todas las partes pueden acceder.

De esta forma podemos ver que el derecho mercantil en su afán de lograr justicia es clave, aún y cuando muchos la subestimen y no le dan el lugar que realmente  merece.

Este es un instrumento para lograr equidad económica, combatir la corrupción y los delitos económicos en tanto establece normas muy claras para proteger los actos comerciales.

Derecho Mercantil Ejemplos

Las diferentes situaciones que abarca el derecho mercantil, son muy amplias, ejemplo de ello es la participación y posición de los socios en un negocio, la regulación de los estatutos y la forma de reunirse, ya sea privado o colectivo, como es el caso de las corporaciones, sociedades, compañías, empresas, entre otras.

Otro ejemplo son los deberes y derechos de los empresarios; así como las regulaciones que existen para su capital o compraventa de acciones y la forma de constituirse, fusionarse o extinguirse.

Los diferentes tipos de contratos mercantiles constituyen otro ejemplo del derecho mercantil como es el caso de la compraventa, la comisión y el préstamo.

Otro ejemplo pueden ser las entidades bancarias y las empresas inversionistas, además de los signos comerciales sobre los productos a comercializar como la marca, el nombre y lema comercial, así como el derecho sobre patentes y modelos de utilidad.

En éste ámbito aparece regulada la competencia y aquella que pudiera ser desleal, para evitar las desventajas de una parte con relación a la otra, cuando concurren varias empresas y cuando existen situaciones de empresas monopolios.

Las letras de cambio, los cheques y el pagaré son títulos valores a través de los cuales se garantiza el crédito que cada parte incorpora.

Cuando se regula la preferencia de créditos sobre un buque, también estamos en presencia del derecho mercantil.

Rating: 5.0/5. From 1 vote.
Please wait...