Saltar al contenido

Derecho Agrario

mayo 25, 2020
Derecho Agrario

El Derecho Agrario se caracteriza por ser una disciplina muy joven en el derecho, independientemente de que la agricultura y la ganadería fueron una de las primeras actividades realizadas por el ser humano.

Sin embargo en nuestros días resulta necesaria y prudente su regulación, por el impacto tan importante que tiene su manejo en el medio ambiente y para la economía de cualquier país.

Por otra parte, el derecho es tan rico como la propia vida, tanto, que prácticamente toda la actividad humana, está regida por las normas jurídicas y el derecho agrario no es la excepción, porque en relación a la tierra, sus frutos y toda la actividad vinculada con la agricultura y la ganadería, existe una amplia gama de normas que protegen y disponen cómo desarrollar esta actividad.

¿Qué es el derecho agrario?

que es Derecho Agrario

En la actualidad, son varios los países en el mundo que le otorgan un gran valor a las actividades agrícolas, teniendo en cuenta que es clave en la economía y es un eslabón fundamental en la cadena de producción de alimentos, de ahí la necesidad de crear un cuerpo legal que proteja esta actividad.

De esta forma aparece el Derecho agrario que es la disciplina del derecho encargada de estudiar, controlar y disponer, a través de un conjunto de normas jurídicas, todos los aspectos relacionados con la propiedad  sobre la tierra, siempre que pueda ser productiva, así como la distribución, explotación, obtención y distribución, de sus frutos.

La agricultura entraña un proceso en sí, porque se siembra el producto, se protege de las plagas para garantizar la cosecha y finalmente se prepara en cantidades y paquetes, para ser distribuida y vendida.

Es de esta forma que el derecho agrario entra a jugar su papel, regulando los precios de las mercancías, para beneficiar a todas las partes que intervienen en el proceso, fundamentalmente al que la siembra y cosecha, teniendo en cuenta además que es un trabajo muy fuerte y se desarrolla en regiones, tanto llanas como montañosas.

El derecho  agrario abarca también las relaciones laborales y sociales que de él se derivan, así como la protección de los campesinos y la constitución de cooperativas u organizaciones estatales, que se crean con fines agropecuarios.

Por otra parte el derecho agrario también establece regulaciones con respecto al tránsito o vialidad rural, defiende desde el punto de vista sanitario la producción y es el encargado de establecer los seguros y el crédito agrario.

Además, mediante él se establecen  incluso,  las normas legales para desarrollar las actividades de caza y pesca.

Clasificación del derecho agrario

Al clasificar el derecho agrario aparecen dos vertientes: El derecho agrario sustantivo y el derecho agrario procesal.

El derecho agrario sustantivo comprende el conjunto de normas en sí mismas, dónde se establecen los derechos y obligaciones de las partes; así como el régimen de las sanciones y contravenciones para garantizar su cumplimiento.

Por otra parte aparece el derecho agrario procesal que establece el conjunto de pasos o acciones que se deben de  realizar a los efectos de atacar las conductas violatorias y aplicar como corresponde la justicia.

El derecho agrario persigue un objetivo y para ello se rige por determinados caracteres, que, al mismo tiempo contribuyen al desarrollo de  cualquier sociedad y le otorgan gran autonomía.

El primero de ellos es la autonomía legislativa porque cuenta con un cuerpo único que agrupa las leyes relacionadas con el derecho agrario.

La autonomía didáctica, guarda relación con el estudio de esta rama del derecho, sus métodos de enseñanza y los planes de estudio.

Y por último aparece la autonomía jurisdiccional que se relaciona con lo dispuesto por la FAO (Organización para la Alimentación y la Agricultura), que establece que  el derecho agrario una especialidad científica, didáctica y legislativa , que contiene a la industria genética de la producción de alimentos, donde se mezclan dos elementos muy importantes: la naturaleza y la vida. 

Por otra parte resulta interesante, que el derecho agrario persigue como objetivo crear normas jurídicas, que aseguren las relaciones sociales que es su objetivo y para ello determina ciertos aspectos que aseguran además el desarrollo progresivo de cualquier sociedad.

Estos aspectos son: el aumento de la producción, la conservación de los suelos y la sincronización entre los intereses económicos y sociales.

Origen y antecedentes del derecho agrario

antecedentes del derecho agrario

De forma general la doctrina plantea que el Derecho Agrario es una de las disciplinas más joven del derecho, lo que resulta contradictorio, si tenemos en cuenta que la agricultura es una de las actividades que se realizó desde la comunidad primitiva.

Los primeros ejemplos de Derecho Agrario se encuentran a mitad del siglo XX en Italia, debido al debate entre los profesores Giangastone Boila y Ageo Arcangeli, en el sentido de definir si el derecho agrario era parte del Derecho civil, o si se regulaba como una disciplina independiente.

Esta fue la antesala del derecho agrario moderno, al que se le incorporaron elementos sociales, políticos y económicos, por las características que presentaba desde aquel entonces.

Es así que, a finales del año 1900, cabe hablar de un derecho agrario contemporáneo y se le suma como requisito indispensable su carácter ecologista, al considerar que la agricultura es vital para el bien de la humanidad y de la naturaleza.

Principios del derecho agrario

En el Derecho Agrario, a diferencia de otros tipos de derecho, aunque los requisitos no forman parte del ordenamiento jurídico, lo definen en gran magnitud.

El primero de ellos es el principio dispositivo o de oficiosidad, que guarda relación con el interés que puedan tener las partes de interponer un proceso judicial y en su defecto aparece el juez actuando de oficio para comenzar o continuar con la demanda.

Otro principio es el de la oralidad, que también se relaciona con un proceso judicial, porque exige que todos los actos se realicen de forma oral, con excepción de aquellos que necesariamente deban de ser escritos.

De esta forma, se plantea que dentro de éste principio aparecen otros como la inmediatez, concentración, publicidad, presencia física del juez, entre otros.

Por otra parte aparece el principio inquisitivo,  que les otorga amplios poderes a los jueces, ya que este es el que impulsa los procesos, los dirige y realiza la práctica de las pruebas, con el objetivo de llegar a la verdad.

También, otro principio es el de lealtad y probabilidad procesal, dónde se imponen valores como la integridad, honradez y moral de los jueces, abogados y todo el personal que participa en el proceso.

La gratuidad, también se manifiesta como un principio y lo que busca es beneficiar a las partes, sin tener en cuenta su status económico.

El principio de la itinerancia del juez, caracteriza al derecho agrario, ya que le otorga el poder al juez de personarse en el campo si fuera necesario.

Es un principio también la improrrogabilidad de la competencia, la que persigue acercar al juez del lugar de los hechos.

Por último, otro de los principios es el de la perpetuidad de la competencia, que establece que cuando un juez tiene conocimiento de un caso y abre un proceso, debe de llevarlo hasta su fin. 

Fuentes del derecho agrario

Siguiendo el significado etimológico de la palabra fuente, es aquello de dónde nace o se origina algo.

Teniendo en cuenta esto, la doctrina establece como fuente del derecho agrario a la Ley, como el acto de poder establecido por el Estado, con fuerza vinculante, además de tener en cuenta que es un derecho muy joven y en la actualidad encuentra su nacimiento solo en la ley.

Relaciones del Derecho Agrario con otras ramas del derecho

El Derecho Agrario se relaciona con otras ramas del derecho e incluso suele fusionarse.

Un ejemplo de ello, es su relación con el Derecho Constitucional, pues de acuerdo a las características de cada  país, en la constitución se establece el empleo, explotación y el derecho a  la tierra.

Derecho que trasciende a los herederos del propietario y en este caso, cabe referirnos al Derecho de Sucesiones, que garantiza la continuidad de los deberes y derechos, luego de la muerte del causante.

Con el Derecho Administrativo, también guarda gran relación el Derecho agrario, porque en varios países, existen instituciones y organismos estatales que son los encargados de controlar y asegurar la aplicación de las normas sobre la propiedad y posesión de la tierra.

Otra de las ramas del derecho que se relaciona con el Derecho Agrario es el Derecho de contrato, pues a través de los contratos económicos es que se establecen las relaciones entre los agricultores y el Estado, entre las cooperativas o asociaciones agrícolas y entre estos, de forma general.

Características del derecho agrario

caracteristicas del derecho agrario

El Derecho Agrario posee varios aspectos que lo caracterizan y el primero de estos es su sentido realista, porque busca soluciones a las dificultades que pudieran surgir entre los hombres y la sociedad de la que son parte, pero teniendo en cuenta la realidad del momento.

También se plantea que es un derecho objetivo, porque las soluciones y situaciones que enfrenta, las resuelve basándose en hechos objetivos.

En consecuencia, lo caracteriza además su carácter democrático, porque pretende proteger a los trabajadores que son en su mayoría los que trabajan la tierra.

Otra de las características, es su naturaleza económica y social, porque el conjunto de disposiciones jurídicas que lo conforman están dirigidas a lograr la solución de conflictos que surjan relacionados con la tenencia de la tierra y su explotación que sin ligar a dudas repercute en la economía de cualquier país.

Y el carácter social se relaciona con la figura del campesino como titular del derecho agrario y sobre él, se disponen sus deberes y derechos. 

Importancia del Derecho Agrario

El Derecho Agrario es de gran importancia, si tenemos en cuenta que es la base y fuente del suministro de los alimentos en la mayoría de los países, de ahí el gran interés de los Estados de organizar y crear un cuerpo legal que proteja todo lo obtenido de la tierra.

Existen países netamente agrícolas y en este supuesto los Estados promueven la agricultura y ofrecen ventajas a los agricultores, para así garantizar lo que de ella se obtiene, hasta llegar a cada familia, de manera que el aporte generado representa una buena parte del ingreso per cápita. 

En buena parte del planeta, el trabajo de la tierra es fuerte, de sol a sol y en ocasiones con el mínimo de herramientas para desarrollarlo, de ahí la gran importancia del derecho laboral unido al derecho agrario, dónde se crean mejores condiciones a los agricultores y mayores beneficios laborales.

En la actualidad es muy importante el papel que desempeña el Derecho Agrario si tenemos en cuenta el desequilibrio ecológico que existe y las necesidades y problemas sociales de los que viven en el campo; pero fundamentalmente los altos índices de hambre y pobreza.

Porque aunque existen mercados con un exceso de comida que provoca la caída de sus precios, aún no se resuelve la gran cantidad de personas que sufren de hambre en el mundo.

A esto se le suma la cantidad de tierra que cada año resulta incultivable por la degradación de los suelos y la creciente sequía; así como la disminución de agua dulce  en el planeta, de la que gran cantidad es utilizada por la agricultura.

De ahí la gran importancia de que cada país posea un aparato legal lo suficientemente eficiente que garantice que los productos lleguen a las familias de forma equitativa y con la calidad necesaria.

Derecho agrario ejemplos

Derecho agrario ejemplos

Varios son los ejemplos que existen del Derecho Agrario que puede ser los campesinos o pequeños agricultores, las Cooperativas de Producción Agrícola, e incluso hasta el propio Estado.

Otro ejemplo, lo constituyen los contratos económicos, con la finalidad de cumplir con los planes agrícolas fundamentalmente. Las relaciones bancarias y crediticias, que se otorgan para garantizar, en la mayoría de los casos, la tenencia o usufructo de la tierra.

También es otro  ejemplo, la amplia gama de relaciones comerciales de los productos agrícolas; así como las relaciones laborales que se establecen en el proceso agrícola y todas las prestaciones sociales que se derivan de él.

Otro ejemplo muy importante, son las normas relacionadas con el manejo de la tierra y la protección al medio ambiente, que en la actualidad ocupan un lugar muy importante en el Derecho Agrario.

Por otra parte, todas las actividades de tenencia de la tierra deben ser registradas; así como todas las posibles infracciones, violaciones que pudieran tener lugar en el Derecho Agrario y las contravenciones establecidas, para garantizar su estricto cumplimiento, además de las medidas confiscatorias y de expropiación forzosa, si fuera necesario. 

¡Te Recomendamos!