Saltar al contenido

Basura orgánica

febrero 18, 2021
basura organica

La basura orgánica forma parte de la vida diaria. Y es que a diario, el hombre produce, utiliza o consume una serie de bienes o productos que necesariamente tienen un tiempo de utilidad y en ocasiones solo son el resultado de las actividades que realiza y presentan características muy propias que los hacen desechables o simplemente no deseados.

A estos desechos o residuos como también se le conoce, es a lo que llamamos basura.  En consecuencia, el hombre en su cotidianidad se relaciona con la basura de varias formas, ya sea al transportarla, desecharla, reciclarla o eliminarla.

La basura de forma general, presenta un valor igual a cero, por el hecho de ser deshecho.

No obstante, necesariamente no siempre huele mal, no repugna, pues esto depende de su origen y que elementos la forman.

¿Qué es la Basura Orgánica?

que es la basura organica

La basura orgánica es aquella que necesariamente proviene de un ser vivo, ya sea vegetal o animal y es degradable o susceptible de descomponerse.

Por lo general, la basura orgánica también podrá ser reciclada y así cobrar una nueva utilidad.

Su presencia en la sociedad actual es inevitable, porque todo lo que consumimos, reproduce en alguna medida un nivel de basura.

El manejarla correctamente es una tarea muy importante, para garantizar que podamos utilizar los lugares residenciales, recreativos, deportivos, etc., en un ambiente saludable y apto para nuestro desarrollo.

En la actualidad, anualmente se producen alrededor de 2.100 millones de toneladas de basura, de la que solo es reciclada un 35%.

Por esta razón, la mayoría de los desechos terminan en los mares, basureros y en lugares que no están destinados a ellos.

Existen varios criterios que apoyan la idea que sería ideal si no existiera la basura, partiendo de que todo lo natural debe de ser reintegrado al medio, como un ciclo infinito.

Es por esta razón que con la basura se debe perseguir este objetivo y que todo sea aprovechado al máximo; si se lograra esto, sería una solución muy práctica y la basura dejaría de existir.

Tal gestión depende sobremanera de la voluntad gubernamental de los países, además de las personas o los ciudadanos, pues este es un problema de todos.

¿Cómo disminuir la basura orgánica?

Para reducir la basura orgánica se pueden tomar las siguientes medidas:

Reducir la cantidad de deshechos, de modo que al fabricar un producto se pueda reutilizar, desde el empaquetado, hasta el producto en sí. También esto se lograría evitando el derroche de materias primas.

También se logra cuando se establecen producciones cíclicas, donde la mayor parte de la basura vuelve al ciclo productivo.

Es importante un correcto manejo de los residuos finales, pues todos los que no puedan incluirse en el ciclo productivo, hay que eliminarlos, porque pueden convertirse en desechos peligrosos.

Características de la basura orgánica

caracteristicas de la basura organica

La Basura Orgánica presenta varias características:

La primera de ellas es que es fácil y rápida de descomponerse. Este aspecto permite que a partir de la basura orgánica se obtenga abono para la tierra, y de esta forma vuelve a cobrar utilidad este desecho  y lo que en un comienzo pudiera convertirse en algo tóxico, maloliente, luego implica un beneficio para la naturaleza.

Otro ejemplo está en el aceite comestible, con el que una vez desechado se puede transformar en biocombustible; así como el papel y el cartón, que son utilizados nuevamente en productos que contienen estos materiales.

Su condición reutilizable es otra característica muy importante, pues a través del reciclado la basura es convertida en material orgánico que se emplea con otras finalidades.

De esta forma al reutilizar esta basura orgánica, como resultado se obtiene el biogás, que es el combustible para darle vida a los nuevos desechos orgánicos.

Al no arrojarlos en los vertederos o incineradoras, disminuyen los malos olores y se ahorra energía.

Por otra parte la basura orgánica es 100% biodegradable, o sea, que tanto los productos o las sustancias pueden descomponerse en elementos químicos naturales, al actuar sobre ello algunos recursos naturales como el agua, el aire, las bacterias, etc.

Otra característica muy importante es que sus efectos causan menos contaminación al medio, pues aquí inciden las restantes características, ya que al descomponerse fácilmente y ser en gran medida biodegradable, sus efectos nocivos al medio son muy pequeños.

Esto se pone de manifiesto cuando logramos producir nosotros mismos abono orgánico, en nuestras casas, al enterrar la basura en la tierra, de esta forma se nutre el suelo y se eliminan los malos olores de la descomposición.

Por otra parte, la basura orgánica presenta una serie de propiedades que dan la medida de cómo puede ser recuperada, utilizada y hasta eliminada en el caso de aquellos residuos que generan riesgos al medio ambiente.

La primera de estas propiedades es la humedad, la que se debe tener en cuenta al comprimir la basura, transportarla, transformarla y al separarla en los procesos de reciclaje.

La humedad oscila, no es específica en la basura orgánica, pues puede suceder que unos productos les cedan humedad a otros.

El peso es otra de las propiedades muy importantes, fundamentalmente, al clasificar la basura orgánica, transportarla, porque se decide la dimensión de los equipos de recogida, también permite decidir con facilidad los recipientes que se destinen al desecharla.

El volumen es la otra propiedad y varía de acuerdo a la compactación de los productos y la tendencia es a reducirlo, para así manejar con mayor facilidad todas las actividades que se realizan en torno a la basura orgánica.

El tamaño o las dimensiones que ocupa la basura, puede convertirse en un gran problema, es por ello que se realiza un proceso de compactación, lo más estricto posible, ocupando cada espacio.

Otra propiedad es la granulometría, que es el grado de segregación que pueden tener los desechos, pues es muy importante para la clasificación de la basura orgánica. 

Importancia de la Basura Orgánica

importancia de la basura organica

La basura orgánica y su buen manejo resultan muy importantes, incluso para el desarrollo del ser humano. Pues los desechos pudieran ocasionar impactos muy negativos a la salud del hombre y al medio ambiente.

La importancia de lograr esto radica en que resolveríamos muchos de los problemas que causamos con nuestra moderna vida, además de que muchos recursos naturales no renovables, también serían recuperados.

Al reciclar la basura orgánica se disminuye el consumo de energía y al consumir menos combustible fósil, como el petróleo, se expulsa menos CO2 y por tanto se causa menos daño al medio ambiente.

Otra importancia de la basura, es que es fuente de empleo, porque su clasificación y manejo requiere de gran fuerza laboral y de paso es una fuente de generar ingresos.

En resumen, hacer un buen uso de ella, reutilizándola, si sus condiciones lo permiten, clasificándola o reciclándola, detiene el desgaste del medio ambiente y así logramos un espacio más sano y limpio y que todos podemos disfrutar.

En consecuencia, para lograr esto, es necesario que los gobiernos tomen conciencia de lo importante que es la correcta utilización de la basura orgánica y garantizar esto a través de un conjunto de normas que obliguen a las personas a respetar lo establecido, porque este es un asunto que incumbe a todos en el planeta.

Ejemplos de basura orgánica

ejemplos de basura organica

Los ejemplos de basura orgánica nos rodean y aparecen en todas las actividades que realizamos a diario.

Por ejemplo, cuando cocinamos y utilizamos frutas para elaborar jugos, batidos, helados caseros, porque necesariamente tenemos que desechar las cáscaras de las frutas y como no podemos darle otro uso la arrojamos al cesto de la basura.

Otro ejemplo es en nuestros huertos o jardines, al podar un árbol, los troncos y las ramas que serán cortadas y los frutos que de ellas se deriven, se secaran y serán desechados.

De la misma forma sucede cuando preparamos, carne, pescado, las cáscaras de huevo, las conchas o los carapachos de los mariscos.

También cuando la comida se corrompe y debemos tirarla, con las migajas de pan, las pieles de los animales, las cortezas de frutos y árboles.

Otro ejemplo de basura orgánica es el aceite comestible, las semillas de las frutas que rara vez consumimos, las raíces de las plantas, también la leche que se nos descompone.

Los excrementos de los animales, los huesos, las heces de los humanos, así como el lino y el algodón.

¡Te Recomendamos!