Saltar al contenido

Pensamiento Sistémico

octubre 2, 2021
pensamiento sistemico

El pensamiento sistémico constituye uno de los tipos o variedades de pensamiento que están presentes en el ser humano y contribuyen a su relación con el medio y su adaptación a este.

A pesar de que su estudio y definición surgió hace solo unos 45 años, el pensamiento sistémico ha estado presente en la humanidad desde todos los tiempos.

Para conocer todo sobre este sorprendente proceso cognitivo y habilidad exclusivamente humana, quédate con nosotros hasta el final y aclararás todas tus dudas.

¿Qué es el pensamiento sistémico?

que es el pensamiento sistemico

El pensamiento sistémico es la vía en que formamos representaciones mentales empleando la integridad y totalidad de las cosas para su análisis y comprensión.

Es un tipo de pensamiento que no se centra en una cualidad o característica del objeto o fenómeno sino que analiza todas sus partes. Por eso es muy aplicado actualmente en estudios relacionados con los adelantos científicos y las ingenierías.

Se considera un pensamiento mayormente abstracto y conceptual, ya que opera con conceptos interrelacionados entre sí que constituyen lo que se denomina “sistemas”.

El pensamiento sistémico es mucho más que la concepción de que el Todo está formado por la suma de las partes que lo integran, tiene en cuenta las relaciones de interconexión e interdependencia entre éstas, y del sistema con otros sistemas.

Características del pensamiento sistémico

caracteristicas del pensamiento sistemico

Una de las principales características del pensamiento sistémico es precisamente su carácter integrador, ya que no estudia ni refleja el fenómeno o el objeto de forma aislada, sino atendiendo al Todo y a las relaciones que se establecen entre sus partes.

Se forma de manera compleja y está integrado por varias herramientas que son las que posibilitan comprender las relaciones entre las partes.

Este tipo de pensamiento posibilita obtener una visión amplia y abarcadora de un fenómeno, en lugar de centrarse en un aspecto particular del mismo.

Se relaciona de manera directa con el pensamiento complejo, ya que juntos, permiten establecer hipótesis y adelantarse a posibilidades de ocurrencia de un suceso o fenómeno antes de que estas acontezcan en la realidad.

Facilita estrategias útiles para la resolución de problemas prácticos por complejo que estos sean.

Principios del pensamiento sistémico

El pensamiento sistémico se sustenta en cuatro principios básicos:

  1. Principio de la posición: se refiere a la jerarquía y el lugar que ocupan las partes dentro del sistema desde una perspectiva gradual, es decir de subordinación e importancia.
  • Principio de la relación: se refiere al estudio de los componentes o partes del sistema y las relaciones que se establecen entre ellos.
  • Principio de la limitación: Estudia los aspectos que pueden limitar el funcionamiento del sistema.
  • Principio de la equifinalidad: se trata de la evaluación de todas las vías y/o alternativas por las que se puede llegar a un mismo propósito o resultado final.

Importancia del pensamiento sistémico

importancia del pensamiento sistemico

El pensamiento sistémico es una habilidad eminentemente humana de gran importancia para el hombre, la humanidad y su desarrollo.

Gracias a él se ha logrado obtener una visión holística y abarcadora del mundo en el que vivimos y de los procesos y fenómenos que lo integran.

Además, permite encontrar soluciones diversas y creativas a problemas de la realidad y disminuir sus consecuencias negativas.

Ejemplos de pensamiento sistémico

ejemplos de pensamiento sistemico

Uno de los ejemplos más claros para ilustrar el pensamiento sistémico es el que se pone de manifiesto en un juego de ajedrez.

En este sentido los jugadores no solo están pendientes a una jugada o una ficha en particular, sino que estudian y analizan el “Todo” en el juego, es decir, cada una de sus partes, como pueden estar interconectadas y cómo predicen posibles movimientos y sus consecuencias.

Otros ejemplos más sencillos forman parte de la cotidianidad: cuando nuestro auto no quiere arrancar, pensamos enseguida un conjunto de ideas interconectadas evaluando una solución o una respuesta al problema.

¡Te Recomendamos!