Saltar al contenido

Pensamiento reflexivo

octubre 2, 2021
pensamiento reflexivo

El pensamiento reflexivo es uno de los tipos de pensamiento más importante y que más se necesita desarrollar en nuestra vida.

Y es que gracias a él, son muchos los problemas y dificultades que podemos evitarnos y evitarle a las personas que nos rodean.

Para conocer en qué consiste y cómo podemos favorecerlo, quédate con nosotros hasta el final de este artículo, pues estaremos compartiendo todo sobre este interesante tema.

¿Qué es el pensamiento reflexivo?

que es el pensamiento reflexivo

Como su propio nombre sugiere, el pensamiento reflexivo es aquel que nos permite reflexionar sobre un tema o una cuestión determinada.

Algunos autores lo definen como la particularidad de algunas personas de meditar y preocuparse por un tema incluyendo sus beneficios y consecuencias.

Otros autores como por ejemplo Heidegger, plantean que la modernidad sufre diferentes adversidades debido a que los hombres han abandonado el pensamiento reflexivo.

Un elemento a tener en cuenta es no confundir el pensamiento reflexivo con las rumiaciones. Las rumiaciones consisten en pensamientos reiterados y repetitivos sobre un tema pero que no nos conducen a ninguna parte.

El pensamiento reflexivo por su parte consiste en meditar, pensar y reflexionar en profundidad sobre un tema, de forma consiente y voluntaria para obtener algo útil y provechoso de este proceso.

Características del pensamiento reflexivo

caracteristicas del pensamiento reflexivo

Entre las características que distinguen el pensamiento reflexivo podemos decir en primer lugar que se hace cada vez más necesario, sobre todo en los tiempos actuales que la humanidad se encuentra bajo la influencia del exceso de información y las nuevas tecnologías.

El pensamiento reflexivo contribuye a la distinción entre el bien y el mal; lo cierto y lo incierto; lo importante y lo superfluo.

Es importante para solucionar problemas y “abrirnos los ojos” ante declaraciones inciertas.

Es contrario y opuesto a la distracción, requiere la voluntad de la persona y su disposición a ponerlo en práctica.

Impide que la menta divague y en lugar de eso, organiza el pensamiento hacia donde se debe orientar y dirigir.

¿Cómo desarrollar el pensamiento reflexivo?

como desarrollar el pensamiento reflexivo

Dada la importancia que tiene para nuestra vida el pensamiento reflexivo, a continuación te ofrecemos algunos pasos y consejos que puedes seguir para favorecer su desarrollo y puesta en práctica:

  1. Para tomar decisiones o meditar sobre un tema que consideras importante para tu vida, dedica un tiempo y un espacio favorecedor: en una vida tan agitada como nuestra cotidianidad, es imprescindible que tomemos un tiempo para meditar sobre nuestras dificultades y nuestra propia vida.
  2. Asume todo con escepticismo y curiosidad: no des las cosas por sentado, ante cualquier consejo o decisión, pregúntate si es el más adecuado, evalúa otras opciones; si tienes varias, piensa y lista las ventajas y desventajas de cada una.
  3. Duda: no creas todo lo que oyes, ves o lo que lees, pregúntate sobre la veracidad de las cosas. No se trata de convertirse en una persona altamente desconfiada, pero si alguien que requiere elementos confiables y en cierto modo demostrables para aceptar un elemento como verdadero.
  4. Saber más: tomar decisiones y asumir posturas se hace más fácil mientras más conocemos sobre el tema. Por eso, no dudes en preguntar, indaga, cuestiona y obtén toda la información al respecto que consideres te puede ser útil. Esa es la base del pensamiento reflexivo.
  5. Amplía tu pensamiento: a veces nos sumergimos en los problemas y solo vemos aquello que nos duele y nos molesta, pues ¡No! Es importante mirar más allá, examinar el problema desde otras perspectivas y horizontes, buscar nuevos puntos de vista y reflexionar en torno a ellos.
  6. Analiza: no dejes de buscar argumentos, ordenar ideas, identificar pensamientos en torno a algo y profundizar en ellos en cuestiones de validez, veracidad, beneficios, etc.
  7. Sé autentico: no quieras asumir actitudes o tomar decisiones pensando en lo socialmente aceptado y la opinión de una mayoría. Haz lo que en verdad sabes que quieres, anhelas y te conviene. Sé tú mismo y busca como hacerte feliz.
  8. Cuando aún no te decidas sobre un tema en cuestión, profundiza, busca cada vez más y más información, descúbrelo y conócelo en su totalidad.
  9. Enfrenta el mundo como si aún fueras un niño pequeño: descubre cada cosa y muéstrate curioso ante todo, explora, conoce…
  10. Por último, contrasta tus hipótesis: ¿cuán verdadero o no resulto lo que pensaste o planeaste? ¿fue en verdad la decisión correcta? ¿Qué provechos obtuviste haciéndolo de esta manera?

Ejemplos de pensamiento reflexivo

ejemplos de pensamiento reflexivo

Un ejemplo donde se manifiesta el pensamiento reflexivo puede ser cuando nos encontramos con una persona que ha tenido un mal día y nos da una respuesta hostil, agresiva o hiriente.

En lugar de responder instintivamente de la misma manera, podemos cuestionarnos y reflexionar sobre la situación: ¿Por qué me contestaría de esta forma? ¿Es su manera de ser, lo ha hecho con anterioridad? ¿Estará enfrentado un problema importante? ¿Podré ser de ayuda? ¿Me puedo acercar y preguntar qué le sucede?

Estas y otras preguntas que indaguen y conozcan sobre la situación real del suceso, pueden dar lugar a mejores y más saludables formas de dar solución al mismo en lugar asumir una posición a la defensiva y responder con la misma actitud hiriente y grosera.

¡Te Recomendamos!